Lo que más nos gustó en general fue todo, la amabilidad de Fabiola con su gran recibimiento, hace sentirte como en casa. La atención, servicio, profesionalidad de su hijo Jose, tanto en la cocina, como su preocupación porque todos los clientes quedáramos satisfechos.

Calidad de la comida, limpieza, el entorno y la ubicación. Lugar perfecto para desconectar, relajarte y cargar pilas.

Manuel

climber

La tranquilidad del sitio y estaba cerca del pueblo. Fabiola la dueña es una mujer súper cariñosa un trato excepcional como si estuvieras en tu casa con unas vistas impresionantes desde la habitación y el desayuno incluido era increíble, recomiendo ir de verdad.

Mamen

traveler, blogger

Un alojamiento ideal para relajarse, situado en plena naturaleza, con unas vistas fantásticas e ideal para descubrir toda la comarca sin el agobio de la masificación vecina. Las instalaciones excelentes, limpias y seguras. El desayuno abundante y variado. La anfitriona Fabiola, un encanto que te hace sentir como en casa.

Crismoga

snowboarding pro-rider
Mejoramos tu oferta. ¡Pregúntanos!